jueves, 2 de enero de 2014

Lo que la Escuela 2.0 se llevó

Confieso que me lo creí, es más, hubo un momento en que casi estaba convencido de que aquello iba en serio, que ahora si, que por fin teníamos los ingredientes y la capacidad de salir de esa escuela rancia de libro y examen, de esa escuela de la de toda la vida a otra escuela de ahora  del siglo XXI en donde otro otro tipo de enseñanzas pero sobre todo otros tipo de aprendizajes fueran ganando camino a esa escuela añeja de solo tiza y pizarra.

Aquello de la Web 2.0 , esa eclosión de herramientas, los blogs, las wikis, los podcast, los vídeos,las redes sociales... , daba la impresión de que la escuela no podría aguantar mucho tiempo si introducir todo esto en sus aulas, aún sabiendo que el proceso sería lento pero continuo e irreversible. Así ocurrió que, gracias por ejemplo a este blog en un principio, empiezas a conocer  a otras personas, docentes que como tu, se ilusionan fácilmente con todo este nuevo que las TIC nos traen, se abren puertas y ventanas, de acortan las distancias y desaparecen los muros de la escuela, y ya tus compañeros de ahora ya no son los de tus claustros sino que son todos aquellos que independientemente de donde esté su escuela o domicilio puedes intercambiar con ellos experiencias, pareceres, puntos de vista, aprender de uno y de otro pero sobre todo sobre todo, sentir ese aliento cercano de gente que busca una escuela diferente con TIC o sin TIC pero diferente.

Llegó un momento que todos nos apuntamos a lo 2.0, daba la impresión de que la persona que no fuera un poco 2.0 quedaba fuera de algo que no se sabe muy bien qué,  pero que tenía que ver con la modernidad, con la innovación y así hasta incluso hubo un gobierno y un ministro de educación 2.0 y una escuela 2.0 bien intencionada, pero cuando la cosa se tenía que poner en serio eso era otro cantar.

Algunos vieron en la escuela 2.0 un buen negocio, otros vieron oportunidades de lucir su palmito por cantidad de eventos educativos en donde asombraban al mundo con sus magnificas presentaciones  y creaciones 2.0 dotadas de un buen discurso e hilo argumental, pero cuando había que bajar a la arena del aula se convertían en fuegos de artificio. Muchos de los responsables directos y asesores al uso encargados de dinamizar lo 2.0  se vieron en la necesidad de vender un producto del que no tenían mucha idea, organizado cursos, jornadas, eventos con el mismo formato y casi siempre centrados en las herramientas y no en las metodologías y no son pocos los maestros que miraban de reojo todo esto y mirando para otro lado  a ver si escampa como así ha sido.

Al final queda una amplia comunidad de docentes conectados, comprometidos, innovadores de verdad, entusiastas de su profesión que gracias a las Web 2.0 se han visto en el escaparate y han  mirado otros escaparates, cada uno de ellos mostrando, de verdad, su mejor cara sin ningún tipo de interés y mirando hacia adelante, a pesar de que por delante se atisba una LOMCE  para la que todo lo que huela a 2.0 es malo y no tiene nada ver con lo que los alumnos del siglo XXI necesitan. ¡¡¡ SEGUIMOS!!!



23 comentarios:

Jose Luis Serrano dijo...

Hola Domingo.

Creo que la actitud que se generó en la escuela 2.0 no habrá ley que la derroque, será cuestión de ponerse en modo "supervivencia" y mimar lo conseguido. O al menos es el deseo un recién llegado a la docencia que aprendía como estudiante de ver a maestros -como tú- disfrutar compartiendo sus experiencias y enriqueciendo a la vez las prácticas de otras personas. Sin duda la actitud que hay en los claustros virtuales tiene mucho más poder que una ley que no se la cree nadie, por lo que efectivamente: sigamos :-)

J. Blas García dijo...

El entusiasmo de encontrar a grupo de personas afines, innovadores e inquietos y ver con claridad meridiana la necesidad de renovación... no hay LOMCE que nos la quite. Permíteme amigo: Lo que la escuela 2.0 nos dejó". Abrazos.

Ángeles. dijo...

Yo creo que los buenos docentes seguirán avanzando y reflexionando para mejorar la educación, no hay vuelta atrás. Otros se ampararán en la ley para que nada cambie, es triste. Tengo que confesar que aprendí muchísimo estos últimos años. Ahora me jubilo decepcionada por ver que la vieja escuela sigue ahí y nuestros políticos no quieren que cambie.

Pepa Asencio dijo...

Yo también me lo creí...y trabajé por ello. Un artículo estupendo que resume en términos generales lo que ha pasado estos años atrás.

Celes Arteta dijo...

Feliz año 2014 Domingo y nada de pesimismo...Lo que la escuela 2.0 creó , como dice algún compañero en los comentarios, no habrá ley que se lo pueda llevar. Son intangibles, pero yo creo que han calado muy fuerte en cientos y cientos de profesores y profesoras que están constantemente innovando y además van arrastrando a muchos más. Este espíritu no lo pueden parar ni leyes, ni recortes, aunque hay que reconocer que sin apoyos y sin medios es mucho más difícil la tarea.

manuel area dijo...

Estimado Celestino
Digo lo mismo que el resto de compañeros: nada de pesimismo ni frustración.
Ni antes hubo masas de miles de "maestros 2.0", ni ahora tampoco hay unos pocos. Hay los que hay, que son más de los que existían hace unos años atrás. Es una marea (lenta) que va creciendo y no tiene fin, al margen de las leyes educativas oficiales.
Feliz 2014
saludos, manuel

Anónimo dijo...

Estoy contigo Domingo, al igual que muchos compañeros, he tenido que "ponerme las pilas" en todo lo que a Escuela 2.0 se refiere y no es fácil. No somos nativos digitales y no resulta nada intuitivo para nosotros pero es maravilloso. La oportunidad de compartir, expresar, colaborar, innovar, aprender... y todo ello sin límites geográficos. Eso no hay LOMCE que lo quite. Mucho ánimo a todos!!

anabel heredia dijo...

hola a tod@s, yo soy estudiante del Grado de Educación Social y espero que cuando termine pueda ser una educadora conectada, comprometida, innovadora y entusiasta de su profesión, no una simple educadora de tiza y pizarra, tenemos el deber de evolucionar y dar más …no quedarnos estancados, pues en los últimos 50 años todo ha cambiado mucho (TV, móviles, PC..), pero las “”aulas”” estas parecen ser las mismas. Espero que la educación sea participativa acorde a los tiempos que vivimos.
Está claro que para tener una buena educación y de “calidad” es necesaria tener cobertura económica que en estos momentos estamos perdiendo (debido a la crisis principalmente). Esperemos que los sistemas educativos, tal y como lo conocemos evolucionen favorablemente en el tiempo.
un saludo Anabel

Ana Del Alamo Corsino dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones en tu magnífico artículo.
Como estudiante de Grado de Edcuación Social, tengo todavía mucho que aprender y destaco lo que tiene de positivo la escuela 2.0: intercambio de experiencias, sentirte apoyado por otros compañeros y trabajo en equipo,en definitiva.
Pero, efectivamente, después de tantas experiencias de innovación los profesionales os habéis dado cuenta de que las metodologías y el contacto directo con los alumnos merece una profunda revisión.
Solo deseo que, en caso de que la LOMCE se instaure en las aulas, no deje de apoyar el trabajo de innovación de tantos profesores amantes de su trabajo.

Anónimo dijo...

Hola a todos,
yo estoy de acuerdo con la escuela 2.0, en general, pero tengo algunas críticas como por ejemplo las pizarras digitales que no he conocido ningún profesor que sea capaz de plasmar en ellas lo que también hacían en la pizarra, sobre todo cuando lo ves por webconferencia, retrasa mucho la clase, la comunicación por chat también retrasa cuando hay fallos técnicos, etc.
No quiero decir con esto que no me parezca fantástico que podamos de disponer de estas opciones sobre todo si estudiamos en la distancia. Pero a la hora de enseñar prefiero expresarme con tiza o rotulador y en persona, que estar maquinando con el ordenador, aunque utilizando herramientas como las wikis , mails, etc. Qué si utilizaría.
En cuanto a la reforma educacional, lo que está claro que no van a cortar la vía de comunicación establecida ya, lo que si pueden es cortar presupuestos para educar sobre la utilización de internet o sobre las herramientas informáticas que queramos utilizar en las aulas. En tal caso deberíamos ser los educadores los que nos introdujéramos en nuestros temarios estas enseñanzas por que las nuevas generaciones aprenderán igualmente, pero nuestro cometido más importante quizá sea enseñar a discriminar la información alterada o falsa de la real, y a ser precavidos respecto los delitos cibernéticos.
De todas maneras yo tengo la esperanza que la Lomce no llegué a la escuela, si cambiamos de gobierno y derogan la ley. Felices Reyes

Anónimo dijo...

Fantástico blog. Mi nombre es Virginia y soy estudiante de Grado de Educación Social en la UNED. La participación en este blog es la mejor prueba de que la escuela 2.0 está en marcha y no hay quien la pare. La incursión en este blog es parte de una actividad práctica de una de las asignaturas del grado que estoy cursando. No hay vuelta atrás, a pesar de que la actual crisis esté afectando directa y negativamente a la educación en nuestro país, y por tanto, a las TIC, la sociedad de la información sigue adelante y no podemos permitirnos ser parte afectada por la brecha digital. Entre todos podemos. Un saludo.

SC dijo...

Hola a todos, yo también soy estudiante de Grado de Educación Social y estoy de acuerdo con el uso de las TIC; como forma de facilitar el aprendizaje y favorecer una educación de calidad.El avance de la Escuela 2.0 no la podrá parar ninguna ley.

Noemi Esteban Molina dijo...

Hola, soy estudiante de educación social, y gracias a un trabajo he tropezado con tu blog, del que estaré atenta para las próximas entradas. Da gusto ver la cantidad de gente que hay unida para el progreso de la educación y la necesidad de las TIC. Ahora soy principiante ésto, pero en un futuro cercano espero aportar mi granito de arena. Un saludo :)

Noemi Esteban Molina dijo...

Hola, soy estudiante de educación social, y gracias a un trabajo he tropezado con tu blog, del que estaré atenta para las próximas entradas. Da gusto ver la cantidad de gente que hay unida para el progreso de la educación y la necesidad de las TIC. Ahora soy principiante ésto, pero en un futuro cercano espero aportar mi granito de arena. Un saludo :)

Laura Franco dijo...

Me ha encantado leer todos vuestros comentarios y ver que es unánime lo que pensamos todos respecto a este tema.

Yo personalmente creo que la escuela no debe quedarse estancada, debe evolucionar al igual que sucede en la sociedad, lo cual se está llevando a cabo poco a poco por parte de la escuela 2.0. Si la evolución de la escuela no es real, no ocurre, ésta quedará desfasada respecto a las necesidades reales que plantea la sociedad en la que estamos inmersos.

Después de todo lo que ha supuesto la escuela 2.0 y lo que nos ha costado llegar hasta donde estaos, no creo que una ley, como la que se nos puede avecinar, llegue a instalarse en nuestro sistema educativo.

La nueva escuela, que no es tan nueva, sino un progreso o avance en la que teníamos, no tiene vuelta atrás.

Mari Carmen dijo...

Buenos días Domingo.
Con la lectura de esta entrada no he podido evitar sacar mi vena comentarista, puesto que soy estudiante de Pedagogía y una de las cosas que más he llevado a cabo ha sido la utilización de las web 2.0, y ahora las 3.0.
Son una de las cosas que más estamos aplicando en nuestras prácticas y actividades a realizar. Pero es una verdadera lástima que este gran avance casi ni se utilice en las aulas.
Buscando información he encontrado esta frase que me ha llamado mucho la atención "El Programa Escuela 2.0 para la innovación y la modernización de los sistemas de enseñanza es un programa innovador de integración de las TIC en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que contempla el uso personalizado de un ordenador portátil por parte de cada alumno".
Pues bien, la verdad, es una intención muy buena la cual, todo el mundo sabe que no se esta llevando a cabo. Puesto que lo primero es que no hay dinero suficiente para poder ofrecer a los alumnos un ordenador portátil. Lo segundo y considero que es lo más importante, hay profesores que no entienden el funcionamiento de las pizarras digitales y/o se niegan a cambiar de metodología para impartir sus clases. Eso profesores/as dicen que de sus queridos libros, nadie los apartará, quizás sea por comodidad o por que se niegan a aprender o tal vez por miedo a no saber cómo impartir sus clases de forma distinta.
Pero ya sea por una cosa u otra, la cuestión es que lo que en su día quiso ser un gran avance, el incorporar la Escuela 2.0, hoy solo se lleva a cabo en muy pocas instituciones. Cosa que considero que no debería ser así, puesto que opino que esta sociedad en la que vivimos cada vez va avanzando más y deberían desde pequeños en las escuelas, enseñar a sus alumnos la utilización correcta y el buen uso de las tecnologías, para no quedarse dichos alumnos atrasados con respecto a los otros alumnos que sí reciben dicha instrucción académica.
Con ello finalizo con mi más sincero apoyo hacia la utilización de esa escuela del futuro.

Mari Carmen dijo...

Buenos días Domingo.
Con la lectura de esta entrada no he podido evitar sacar mi vena comentarista, puesto que soy estudiante de Pedagogía y una de las cosas que más he llevado a cabo ha sido la utilización de las web 2.0, y ahora las 3.0.
Son una de las cosas que más estamos aplicando en nuestras prácticas y actividades a realizar. Pero es una verdadera lástima que este gran avance casi ni se utilice en las aulas.
Buscando información he encontrado esta frase que me ha llamado mucho la atención "El Programa Escuela 2.0 para la innovación y la modernización de los sistemas de enseñanza es un programa innovador de integración de las TIC en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que contempla el uso personalizado de un ordenador portátil por parte de cada alumno".
Pues bien, la verdad, es una intención muy buena la cual, todo el mundo sabe que no se esta llevando a cabo. Puesto que lo primero es que no hay dinero suficiente para poder ofrecer a los alumnos un ordenador portátil. Lo segundo y considero que es lo más importante, hay profesores que no entienden el funcionamiento de las pizarras digitales y/o se niegan a cambiar de metodología para impartir sus clases. Eso profesores/as dicen que de sus queridos libros, nadie los apartará, quizás sea por comodidad o por que se niegan a aprender o tal vez por miedo a no saber cómo impartir sus clases de forma distinta.
Pero ya sea por una cosa u otra, la cuestión es que lo que en su día quiso ser un gran avance, el incorporar la Escuela 2.0, hoy solo se lleva a cabo en muy pocas instituciones. Cosa que considero que no debería ser así, puesto que opino que esta sociedad en la que vivimos cada vez va avanzando más y deberían desde pequeños en las escuelas, enseñar a sus alumnos la utilización correcta y el buen uso de las tecnologías, para no quedarse dichos alumnos atrasados con respecto a los otros alumnos que sí reciben dicha instrucción académica.
Con ello finalizo con mi más sincero apoyo hacia la utilización de esa escuela del futuro.

María del Carmen Oltra García dijo...

Buenos días Domingo.
Con la lectura de esta entrada no he podido evitar sacar mi vena comentarista, puesto que soy estudiante de Pedagogía y una de las cosas que más he llevado a cabo ha sido la utilización de las web 2.0, y ahora las 3.0.
Son una de las cosas que más estamos aplicando en nuestras prácticas y actividades a realizar. Pero es una verdadera lástima que este gran avance casi ni se utilice en las aulas.
Buscando información he encontrado esta frase que me ha llamado mucho la atención "El Programa Escuela 2.0 para la innovación y la modernización de los sistemas de enseñanza es un programa innovador de integración de las TIC en los centros educativos sostenidos con fondos públicos que contempla el uso personalizado de un ordenador portátil por parte de cada alumno".
Pues bien, la verdad, es una intención muy buena la cual, todo el mundo sabe que no se esta llevando a cabo. Puesto que lo primero es que no hay dinero suficiente para poder ofrecer a los alumnos un ordenador portátil. Lo segundo y considero que es lo más importante, hay profesores que no entienden el funcionamiento de las pizarras digitales y/o se niegan a cambiar de metodología para impartir sus clases. Eso profesores/as dicen que de sus queridos libros, nadie los apartará, quizás sea por comodidad o por que se niegan a aprender o tal vez por miedo a no saber cómo impartir sus clases de forma distinta.
Pero ya sea por una cosa u otra, la cuestión es que lo que en su día quiso ser un gran avance, el incorporar la Escuela 2.0, hoy solo se lleva a cabo en muy pocas instituciones. Cosa que considero que no debería ser así, puesto que opino que esta sociedad en la que vivimos cada vez va avanzando más y deberían desde pequeños en las escuelas, enseñar a sus alumnos la utilización correcta y el buen uso de las tecnologías, para no quedarse dichos alumnos atrasados con respecto a los otros alumnos que sí reciben dicha instrucción académica.
Con ello finalizo con mi más sincero apoyo hacia la utilización de esa escuela del futuro.

María García dijo...

Vivimos en una sociedad marcada por los continuos avances tecnológicos, donde ninguna esfera de la vida social puede quedar al margen de dichos cambios, y la escuela no es menos. Es imprescindible educar a las nuevas generaciones en esta realidad, y esto ninguna ley lo puede cambiar.
Para ello, es imprescindible que todos los docentes estén comprometidos con este cambio y continúen avanzando,con el objetivo de mejorar la educación.

Rubén Torres dijo...

Hola Domingo, muy interesante su publicación.

Hay algo que me gustaría destacar y es que considero, que el problema no es que falten recursos o tecnología, el problema es que actualmente estamos viendo que se estan utilizando herramientas de la "escuela 2.0" con metodologias "1.0".

Por poner un ejemplo, de nada sirve que un profesor siga dando clases magistrales haciendo en una pizarra digital lo mismo que hacia en una pizarra tradicional.

Se precisa pues, un cambio en la metodología, y en esto , bajo mi humilde opinión, radica gran parte del problema.

Pese a esto,y pese a lo que comentas en la entrada, solo nos queda seguir luchando por una mejor educación por y para todos.

Un cordial saludo, de un futuro Pedagogo. Ruben Torres

Domingo Méndez dijo...

Totalmente de acuerdo Ruben, esa una de las cosas que hay que superar, pero la renovación metodológica ha de venir con TIC y sin TIC.

Susana dijo...

Hola domingo, yo estoy de acuerdo con el uso de las Tic como forma de modernizar los sistemas de enseñanza, ya que la escuela debe adaptarse a la sociedad tecnológica en la que vivimos. Por ello pienso que es imprescindible apostar por una metodología en la que los alumnos sean más activos en su aprendizaje y sepan gestionar la información.

Alicia Lorente Guirao dijo...

Hola Domingo, totalmente de acuerdo con su artículo ya que pienso que es necesario educar a las nuevas generaciones con el uso de las TIC para facilitar el aprendizaje y que los alumnos estén más motivados a la hora de aprender.
Por ello, es imprescindible que todos los docentes pongan su granito de arena y se interesen por las Nuevas Tecnologías y sigan avanzado para no quedar atascados y esto ninguna ley lo podrá parar.
Saludos.